Reducción de mamas

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Además puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con mamas grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo. 

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una reducción de mamas? 

La reducción de mamas se realiza generalmente para aliviar un problema físico, mas que por motivos puramente estéticos. Muchas mujeres que se someten a esta intervención están preocupadas por el excesivo volumen de su pecho que interfiere con muchas actividades y causa molestias físicas. En la mayoría de los casos se espera hasta que el pecho se haya desarrollado completamente, aunque puede realizarse antes si los problemas físicos son muy importantes. Este procedimiento no está recomendado en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo.



La cirugía y la anestesia 

La cirugía de reducción mamaria se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. 
La cirugía se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. 

 

 

 

 

 

 

 

 



Una reducción mamaria dura entre 2 y 4 horas, aunque en determinados casos puede alargarse. Existen diversas técnicas, pero generalmente las incisiones tienen forma de ancla colocándose alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y en una línea horizontal en el surco que hay debajo del la mama.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras la cirugía se colocan unos tubos de drenaje y un vendaje alrededor de las mamas. El vendaje o los apósitos serán retirados en unos días, siendo sustituidos por un sujetador especial, que deberá llevar de la manera que le indique su cirujano.


¿Existen riesgos? ¿Hay garantías? 

La cirugía de reducción de las mamas es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. 

La reducción mamaria dejan cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini. Los problemas de cicatrización son más frecuentes en fumadores. Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. Tras una reducción puede verse afectada la capacidad de dar de mamar.

Texto tomado de www.secpre.org

CONTACTO:

CEL: 3516607481

TEL: 0264 4213247

MAIL: cirugiaplastica@fernandoquiroz.com

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

DIRECCION:

CLINICA MITRE

BARTOLOME MITRE 471 ESTE

CAPITAL - SAN JUAN

Proudly created with Wix.com